fbpx

Educación Teológica

Celebramos con emoción nuestros primeros 100 años como Iglesia del Nazareno. Dios ha sido fiel con nosotros y nos ha concedido el privilegio de ser protagonistas. Damos gracias a Dios porque, a través de nuestra historia, ha levantado a muchas generaciones de nazarenos en todo el mundo quienes con compromiso, entrega y sacrificio, han consagrado sus vidas y ministerios para edificar la iglesia.

Al iniciar nuestro segundo siglo de vida como denominación, uno de los desafíos más grandes que enfrentamos es el que tiene que ver con nuestra identidad. ¿Quiénes somos? ¿Cuáles son nuestras raíces históricas y teológicas? ¿Hacia dónde vamos como denominación?, son preguntas vitales que debemos hacernos y cuyas respuestas debemos tener muy en claro porque en estos tiempos de globalización es fácil diluirnos y extraviarnos de nuestra razón de existir.

A finales de los noventa, nuestros Superintendentes Generales nos advirtieron sobre la importancia de preservar nuestra identidad como nazarenos a través de las siguientes palabras:

 

Jorge Julca

Jorge Julca

Coordinador Regional

En su transición al nuevo milenio es propio que la Iglesia del Nazareno identifique los aspectos distintivos que con gozo abrazamos y celebramos. Con gusto ofrecemos nuestros tesoros más preciosos –nuestra misión, llamado, creencias y más altos valores– como regalo a las generaciones venideras”.

Este es un tiempo clave para reafirmar nuestros valores medulares como Iglesia del Nazareno; en ese sentido, desde el Ministerio de Educación Teológica a nivel de la Región Sudamérica, estamos trabajando en función de los tres objetivos fundamentales que mencionamos a continuación:

1.Generar un sistema de educación teológica que acompañe a TODA la iglesia en el cumplimiento de su misión frente a los desafíos contemporáneos.

2.Facilitar los procesos necesarios para la formación de la mayor cantidad de ministros cristianos excelentes a diferentes niveles en toda la Región SAM.

3.Consolidar y reafirmar nuestra identidad y herencia doctrinal en la sucesión ministerial. Bajo estos parámetros que dirigen nuestras estrategias de trabajo estamos desarrollando varios proyectos educativos en nuestras ocho instituciones teológicas en SAM, entre los cuales se destacan:

  • Capacitación
  • Programas Académicos
  • Facultadad Descentralizada
  • ETED
  • Modalidad Virtual
  • Recursos

Este es un nivel avanzado de discipulado que busca equipar a cada miembro de la Iglesia del Nazareno en América del Sur para el cumplimiento de su ministerio a nivel de la iglesia local. Consta de 10 cursos-talleres que incluyen cuatro cursos comunes y seis cursos de especialización según el ministerio de cada persona.

Nuestro sistema de educación teológica en América del Sur incluye una red de siete Seminarios, distribuidos en los 10 países de la región, atendiendo a miles estudiantes que están matriculados en diferentes programas.

El crecimiento sostenido de la Iglesia del Nazareno en América del Sur en los últimos años, ha generado la necesidad de reafirmar más que nunca la identidad nazarena en la nueva generación de creyentes. Como wesleyanos creemos en la importancia del discipulado cristiano y la educación ministerial como elementos decisivos para mantener la integridad de nuestra iglesia y asegurar el futuro de nuestras próximas generaciones de nazarenos. Con razón el escritor y teólogo David Mckenna ha escrito: “Los wesleyanos son personas con preciadas tradiciones, y con la oportunidad de desempeñar un papel principal en la historia espiritual del siglo XXI”.