fbpx

Literatura

La importancia de la literatura en el vivir la Gran Comisión.

En la literatura intervienen tres personas muy importantes: el que escribe, el que diagrama y el que lee. El escritor, el impresor y el lector cumplen roles totalmente diferentes y sumamente interconectados entre sí.

En la comunicación escrita identificamos los siguientes procesos bien destacados que tienen una gran relación con la misión que hemos recibido como cristianos.

Creación:  Es el arte y el estilo de escribir que permite tanto al escritor, como al diagramador y al lector, la posibilidad de crear y recrear una y otra vez el tema que, en mayor o menor medida, están compartiendo.

Comunicación: Es la expresión del mensaje que se quiere compartir con otros.

Compromiso e identidad: Es necesario de alguna manera comprometerse e identificarse con lo que se escribe, diagrama o lee.

Crecimiento: Tanto el que escribe, como el que lee o diagrama, crece al realizar cada cual su ejercicio. Todos son enriquecidos.

Cambios: El fruto de este intercambio produce cambios en la mente y la manera de enfocar la vida.

Si aplicamos estos procesos en Vivir la Gran Comisión encontraremos que están interrelacionados. Jesús creó una nueva avenida con un mensaje totalmente diferente al que enseñaban los maestros de su tiempo. Jesucristo comunicó y nos envía a comunicar este mensaje para que todos puedan conocerlo. Jesús se comprometió e identificó con este mensaje. Él espera que nosotros no sólo lo tomemos como un mandamiento sino, que lo vivamos apasionadamente. Él sabía que, al vivir la Gran Comisión, nuestra vida sería enriquecida y crecería. Pero hay algo más importante por lo cual Jesús nos dio este mensaje: El de producir cambios en la vida de las personas, tanto para el aquí y ahora como para la eternidad. Vivamos en santidad e identificados con Jesucristo, autor y consumador de nuestra fe.

Patricia Picavea

Patricia Picavea

Coordinadora Regional

El ministerio de Literatura busca
  • Desafiar a todos los nazarenos a comprometernos e identificarnos con lo que creemos.
  • Enriquecer nuestro espíritu y conocimiento para que, a través del amor de Dios, de la gracia de nuestro Señor Jesús y el poder del Espíritu Santo, seamos participantes activos de cambios de vidas transformadas por Él.
  • Producir publicaciones para el desarrollo de los creyentes en la iglesia local.
  • Descubrir materiales de edificación y santidad que ya están publicados y utilizados con éxito.
  • Promocionar el uso de la literatura de santidad.
  • Hacer accesible los libros en los diez países de la Región SAM por medio de distribuidores.
  • Aprovechar el privilegio que nuestra iglesia nos da a través de la página impresa.

De acuerdo a la UNESCO, el Día del Idioma y el Día Mundial del Libro y de los Derechos de Autor han unificado su conmemoración el 23 de abril. La fecha coincide con el fallecimiento en el año 1616, en el mismo día y mes, de tres grandes escritores: Miguel de Cervantes Saavedra, el Inca Garcilaso de la Vega y William Shakespeare.

Declaremos el mes de abril entonces, como el mes de énfasis en la lectura y promoción de la literatura nazarena.