fbpx

LA IGLESIA EN COLOMBIA AVANZA

by | Aug 12, 2020 | 0 comments

(CNAS Colombia) Para este año 2020 eran muchos los planes que tenía la Iglesia del Nazareno en Colombia. Nadie podía ni siquiera imaginar que pasados unos meses las cosas iban a cambiar radicalmente en el mundo. Inmediatamente la iglesia pasó a ministrar en un confinamiento obligatorio en todo el territorio nacional; esto representó un gran reto para todas las congregaciones en Colombia. No hubo tiempo para hacer la transición de las reuniones de celebración como era costumbre en los templos; para hacer las transmisiones vía internet, por los medios sociales.

Pocos pastores en Colombia estaban preparados para este reto, sin embargo, damos gracias a Dios por la sabiduría y creatividad que ha dado a sus siervos.  Algunas congregaciones con infraestructura apropiada pudieron organizar sus equipos de comunicaciones y hacer las transmisiones usando diferentes medios, como Zoom, Facebook, YouTube y algunas lo hicieron incluso por WhatsApp.

Independientemente del medio que se está usando; Dios está trabajando en cada congregación y el mensaje de Cristo no se ha dejado de predicar en el país. Colombia está experimentando un avivamiento especial; manifestado por un renovado énfasis en la oración, ahora las congregaciones tienen diferentes grupos de oración durante la semana y muchas de ellas lo tienen todos los días en las madrugadas; así mismo los altares familiares y personales se han restaurado.

Otra consecuencia de esta pandemia, es el hambre y la pobreza que azota a la población, muchas personas que tenían trabajos, tanto formales como informales los han perdido. Esto ha llevado a muchas familias a pasar por necesidades. Es aquí donde la iglesia de Señor ha encontrado otra forma para predicar, mostrando el amor de Dios con hechos concretos y de esta manera ser una luz de esperanza en medio de las tinieblas.

La iglesia del Nazareno no ha escatimado ningún esfuerzo para llevar productos de la canasta básica, ropa, elementos de aseo personal, alimentos preparados y entregados a las familias mas necesitadas de la Iglesia y también a los barrios más vulnerables. Todo este esfuerzo se ha hecho con recursos de las congregaciones locales y el aporte generoso de sus miembros. Junto con el apoyo material también se ha brindado ayuda espiritual y emocional.

El virus sigue avanzando y el gobierno nacional sigue tomando medidas para mitigar sus efectos; y mientras el país resiste el paso de las cuarentenas, la Iglesia del Nazareno en Colombia, seguirá trabajando para que el Reino de Dios avance en medio de un mundo sin esperanza.

Fuente: Comunicaciones Nazarenas Colombia