fbpx

(CNSAM Brasil) Con la perspectiva de dar testimonio público de Jesús, fue realizado el 25 de febrero de 2018 en la 1ª Iglesia del Nazareno en Nilópolis, Río de Janeiro, Brasil, el bautismo de algunos miembros. Sin embargo, una historia sorprendió, emocionando a todos los que estaban presentes, el testimonio de Fernando y su hijo Yan.

En el año 2009, Fernando quedó parapléjico derivado de un asalto. Enfrentó depresión, dificultades para adaptarse a esa nueva forma de vivir e intentó quitarse la vida. Yan, lo acompañó durante todo ese tiempo, desde lo ocurrido hasta la estabilidad del padre.

Pero Dios usó la vida del hermano Ubirajara y del Rev. Alessandro Alvarenga, pastor de la iglesia, quienes fueron primordiales para la realización del bautismo de Fernando y Yan. Ellos recibieron la invitación para ir a los cultos, entendieron la necesidad de testimoniar públicamente el vivir en Cristo y decidieron bautizarse juntos, por el aprecio que ellos poseen, y por sentirse tocados de verdad. En resumen, ambos relataron que sentían un vacío que fue llenado por Dios y que Él los transformó en nuevos hombres, cristianos y personas.

El último domingo, día 4 de marzo, se produjo la recepción de nuevos miembros de la 1ª Iglesia del Nazareno en Nilópolis, donde Fernando y Yan, fueron recibidos como nuevos miembros.

Fuente: Daniel Lucas Alves Rufino