fbpx

(CNSAM Chile) En los días 14 al 18 de febrero en la ciudad de Arica, Distrito Chile Norte, se celebró el 8° Encuentro Fraternal de Jóvenes Nazarenos, denominado “EFRAJON”, evento que comienza a escribir su historia, para la gloria de Dios, por el año 2000.

En la presente versión, reunió a 80 jóvenes de la zona norte, centro y sur del país provenientes de las ciudades de Arica, Calama, Santiago, Concepción y Chillán. A la vez logró convocar a jóvenes del país vecino de Bolivia que quisieron ser parte de este significativo Encuentro.

El slogan que identificó EFRAJON fue “REACCIONA”, apuntando a un despertar de esta generación respecto al llamado de Dios para su vida, para lo cual contamos con un equipo de pastores en la ministración de plenarias, talleres y cultos, compuesto por nuestros pastores distritales, Superintendente Oscar Varas Ruiz y Pastor Fidel Arenas Pizarro; Coordinador Nacional de JNI, Pastor Jaime Román Araya; e invitadas desde Brasil, Pastoras Ana Maria Do Santos y Camila Lopes. A la vez fuimos ministrados en la alabanza por el equipo de adoración de la Iglesia del Nazareno de Estación Central, Santiago de Chile.

Se vivieron grandes momentos de recibir la ministración del Espíritu Santo, más, del mismo modo, vivimos gran gozo en dar, y es que el evento consideró el despliegue de todos los dones y talentos que Dios ha entregado a los jóvenes participantes, quienes mediante atractivos shows de payasos, mimos y un singular flashmob, sorprendieron a los transeúntes con un alegre baile en pleno paseo peatonal de la ciudad, compartiendo un mensaje evangelístico e invitándoles a ser parte de un “CAUSE”, consistente en un operativo social dispuesto a los pies del icónico Morro de Arica, que contó con el despliegue de un gran equipo de profesionales del área de la salud (médicos, kinesiólogo, enfermero, nutricionista, terapeuta, psicólogo), además de staff de abogados y otros servicios del sector público, como el Registro Civil e Identificación, Servicio de Vivienda y Urbanismo, entre otros.

Sin duda, fueron 5 jornadas donde la presencia de Dios nos llevó a vivir hermosos días de comunión y fraternidad, y especiales momentos de derramamiento del Espíritu Santo donde jóvenes rindieron su vida a Cristo, lo cual sigue enriqueciendo el real sentido de seguir desarrollando EFRAJON, para la gloria de Dios.

 
Fuente: Francisca Albarracín