“LA IGLESIA NO SE DETIENE”

por | Jul 15, 2021 | 0 Comentarios

(CNAS) Respondiendo a la necesidad de avivar la llama misionera en nuestra región, el equipo regional de MNI organizó la Primera Conferencia Misionera Regional en modalidad virtual “SIN LÍMITES: La iglesia no se detiene” el 9 y 10 de Julio.

Sin límites fue un evento virtual, en el que se registraron 480 participantes, entre líderes de misiones, pastores, superintendentes y laicos involucrados en misiones.  

La conferencia fue realizada en 2 idiomas, español y portugués, y los inscritos fueron de más de 12 países.  Además, contó con un equipo de más de 50 personas ofrendando sus dones y talentos para la organización del evento, entre ponentes, moderadores, traductores, productor audiovisual, diseñadores, community manager, servicio técnico, entre otros. Un mover increíble, que solo Dios hizo posible. 

Sin límites proveyó educación, inspiración y desafío, a través de conferencias, talleres, testimonios, adoración, y oración. Cada parte del programa fue intencionalmente pensada para promover conciencia misionera, y presentar los nuevos desafíos que la iglesia tiene hoy en las misiones globales.  Los conferencistas fueron líderes mundiales de nuestra denominación, el Dr. Gustavo Crocker, el Dr. Verne Ward, el Dr. Christian Sarmiento, y un invitado especial, que ha servido en Áreas de Acceso Creativo. 

Hubo también una gama de 12 talleres en español y 12 en portugués para que los participantes pudieran seleccionar los de su interés, con ponentes reconocidos en la movilización misionera, en su mayoría misioneros de la Iglesia del Nazareno, incluyendo un misionero sirviendo en área restringida al evangelio.

El equipo regional de MNI, integrado por el equipo administrativo y los coordinadores nacionales en cada país, junto a la coordinadora regional de MNI, Ruth Bravo,  agradecen a cada persona involucrada en la organización, pero también a los participantes, quienes cruzaron las barreras tecnológicas para conectarse a las sesiones virtuales ofrecidas.

Ruth Bravo, coordinadora regional dijo: “Terminamos cada día con un tiempo de oración por las regiones en el mundo y por la nuestra. Fue especial abrir micrófonos y romper barreras de nacionalidades, culturas, idiomas para juntos como un solo cuerpo elevar un clamor a Dios por las naciones de la tierra. Este es un nuevo tiempo para la iglesia en América del Sur, nos estamos convirtiendo en una fuerza misionera para las naciones y creemos que Dios quiere usar a cada nazareno, para involucrarse y ser parte.  Las misiones hoy enfrentan nuevos desafíos, pero ¡No hay límites para la iglesia misionera!”

Fuente: MNI – América del Sur